Cómo funciona

Reconocer la manera en la que usamos el cuerpo en actividad nos permite cambiar hábitos arraigados y recuperar la libertad y la facilidad en los movimientos. La Técnica Alexander es una herramienta que nos ayuda a reconocer lo que hacemos de más para empezar a dejar de hacerlo, pudiendo así conscientemente elegir cómo movernos o lo que queremos para nuestro organismo en lugar de reaccionar mecánicamente a los estímulos. Efectúa un cambio positivo en tu vida sin trucos, sin equipo costoso, y no tiene efectos secundarios desagradables.

  • La técnica Alexander puede ayudar a reducir el dolor, la discapacidad y el estrés.
  • Es también un excelente apoyo en la recuperación de lesiones.
  • Mejora tu postura y la coordinación.
  • Aumenta la confianza y la resistencia.

Es fácil de aprender practicándola bajo la orientación de expertos, un ciclo corto de lecciones le permitirá utilizar la técnica Alexander por usted mismo.

                      -Lección introductoria, oferta especial -30 Euros-